Larga vida a los libros

¡Alohaa, mis amiguitos/as del ciber espacio!

¿Hace mucho, mucho tiempo de esto verdad?

2e3f7-cute2bvalente

Y sí, lo sé, no hay excusa que valga cuando una se dedica a su blog.

No voy a entrar en detalles. Nunca he creído que tenga que dar muchas explicaciones o que a ustedes les interesase… Pero ya hace demasiado tiempo de mi ausencia y tengo muchos libros pendientes desde Noviembre (no solo de editoriales y autores) que no he leído.

Así es mis queridos compatriotas: No leo nada desde Noviembre.

No he podido.

Bueno mentira, he leído dos libros desde entonces: leí La chica luciérnaga y eso fue una maravilla… Y una muy buena amiga del máster que estoy haciendo (uno de ellos) me prestó una historia preciosa y graciosísima que me enamoró y no sé si seré capaz de escribirle alguna reseña o algo…Pero desde entonces no he sido capaz de leer ni una sola letra.

Sé lo que me pasa. Lo sé desde el mismo día que comenzó todo este remolino de desdichas y cosas nazis. Lo sé. Y no sé cuando me voy a curar. No puedo prometer estar bien. Ya no.

Llevo intentando aparentar estar bien y ser feliz desde Noviembre. Y no puedo más. No pienso pedir más perdón por no estarlo, por querer ser egoísta y sufrir hasta recuperarme.

Tampoco pretendo que ustedes me lean y me entiendan, o que les importe algo.

Sinceramente tampoco lo busco… Solo quería justificar el hecho de estar ausente. El hecho de no poder seguir leyendo y que eso me mate cada día. Es la primera vez en años que paso tanto tiempo sin hacer algo que ya era parte de mí, algo que amaba con locura y que sigo haciéndolo…

No voy de víctima. Esto es una chorrada visto desde fuera. Pero cada persona es un mundo, y la mente es un universo inexplorado.

Tan solo decirles que estoy “bien” entre comillas, ustedes entienden. Que pienso ponerme bien. No sé cuándo, ni por qué o en qué momento todo esto acabará. Pero sé que no quiero vivir así. Nunca más.

Y que el placer de leer es algo que nunca nadie debería perder. Y menos si es algo que ama, que le llena y que disfruta tanto. O al menos como yo lo hacía.

Desearles de corazón una larga y próspera vida, y que espero que muy pronto nos podamos volver a encontrar.

Esto no va a ser un adiós o una despedida. Me niego a creerlo. El blog me ha dado muchísima alegría y trabajo. Me ha dado oportunidades tan maravillosas como el conocer a gente que ama los libros tanto como yo, autores que están empezando, autores a los que admiro desde hace mucho tiempo, historias increíbles y sensaciones únicas… Todas esas oportunidades sé que son mi camino y me niego a cerrar esa puerta. Solo necesito tiempo para engrasarla bien y pintarla… Pues está algo arañada y astillada.

Muy pronto volveré con las pilas puestas, con reseñas locas y con entradas sorpresa. Tengo muchas ideas en mente y no sé si algún día daré saltos a otras plataformas.

Lo que sí sé es que necesito tiempo para sanarme. Curar mis heridas y saber quién quiero ser. Por que la N8aya de antes o incluso la de hace 3 meses ya no existe y me niego a que vuelva.

Esto lo escribo a modo de terapia, aunque no creo que haya comentarios ni que los vaya a leer. No por ahora.

Espero que nunca tengan la mala suerte de vivir en una nube gris, y que si lo hacen esto les sirva un poco para sentirse arropados.

Hay ocasiones en las que necesitamos estar solos para aprender a andar de nuevo. Y yo ya me he cansado de correr. Quiero caminar otra vez y sentirme segura, vivir sin miedo y con la alegría que me caracteriza y no con esa falsa sonrisa que llevo puesta desde hace 3 meses.

Quiero enamorarme de la vida como lo hacía antaño.

Les mando un abrazo bien grandote, y disculpas a aquellas personas que me escriben en twitter o en instagram… ya no entro en esas cuentas, o al menos por ahora.

Y tan solo me queda decirles…

¡Hasta la próxima, Gordon Primulon JT!

Y larga vida a los libros.

Captura de pantalla 2015-05-04 a las 20.38.41

 

 

Anuncios

4 comentarios en “Larga vida a los libros

  1. Marina Martinez Miranda dijo:


    Aaay. 😦 Me has dejado un poquito rota. Sobre todo por el hecho de que ahora me voy a quedar con las ganas de poder contactarte por cualquier sitio y a saber cuando lo podré hacer. Y me sabe mal porque tú me has ayudado mucho en muchas cosas y yo no quiero dejarte sola. Y encima más estás experimentando algunas cosas que me han pasado a mi muy recientemente.
    También he estado meses sin tocar libros y dejando de lado todo aquello que antes me llenaba. Pero estoy volviendo a leer 🙂 Así que tú volverás a hacerlo, tarde o temprano. Pero no te fuerces a nada, ni para agradarnos a los demás ni para obligarte a ti. Tú a tu ritmo y con el tiempo que te sea necesario.
    A las personas que nos gusta este blog nos va seguir gustando mañana, la semana que viene y dentro de 4 meses. Y a las personas que nos gustas tú y que nos importas, vas a seguir importándonos todo este tiempo.

    No sé ni siquiera cuándo leerás mi comentario y preferiría no escribirlo por aquí, pero el blog es tú pequeño y volverás a él y quiero que veas esto. Y tú misma me lo dijiste ” la persona va lo primero”. Así que tú eres más importante que el blog y que todo. Por ello regresa cuando estés mejor y te veas con fuerzas. Y siempre que necesites una mano, sólo dímelo. Yo no te puedo decir que no a nada. Si se te quiere un montón.

    Así que me leas cuando me leas, si estás triste espero que vuelvas a sonreír pronto. Si estás contenta espero leerte pronto y te esperaré con los brazos abiertos. Y si estás enfadada… bueno, sirvo de saco de boxeo 😛

    ¡Muchos, muchos, muchos ánimos!
    Y espero que con tu regreso se vaya el frío que hace!

    Mavy

    P.D: ¿Por qué siempre que vuelvo yo a Blogger se va alguien importante? Os ponéis de acuerdo jajajaja

    Me gusta

  2. Naialma dijo:

    Las nubes grises acaban dispersándose, eso es así 🙂 Pero, mientras, es normal estar triste y no tener ánimos para nada… ni siquiera para leer. La lectura suele ser una vía de escape pero a veces no funciona y… ¡no pasa nada! no eres peor persona por aparcar un hobby 😉
    Y, por supuesto, tienes derecho a ser egoísta y a no avergonzarte por estar pasando una mala época. Y a contestar “estoy mal” cuando te preguntan “qué tal estás?”

    Sabes que se te echa de menos pero aquí seguiremos si decides volver. Ya sea en el blog o en las demás redes sociales ^^

    Un abrazo grande!!!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s